Huevos rotos, una tradición insustituible

91 438 47 32
Huevos rotos, una tradición insustituible

Uno de los elementos estrella de nuestro restaurante con menú del día en Coslada son sin duda los huevos rotos. Una receta típicamente madrileña que en nuestro local preparamos como manda la tradición. En las siguientes líneas exploramos los orígenes de este plato.


Dentro del mundo de la gastronomía española, los huevos rotos representan un plato muy popular. Puede parecer sencillo, pero la elaboración requiere de cierta maña de la que sólo los cocineros experimentados disponen. En el Restaurante Los Olmos te recordamos que se trata de un plato de origen humilde, procedente de la época en la que las familias no tenían mucho más que huevos y patatas para poner en la mesa. Sumándole jamón, los huevos rotos son hoy un plato sencillo pero exquisito que contentará hasta a los paladares más exigentes. 


Está claro que los huevos rotos se pueden preparar sólo con patata y huevo. Pero la gracia reside en añadirles otros ingredientes como unas tiras o tacos de un buen jamón, unas setas o unos trozos de chistorra. En el caso del jamón, se trata de que, con el calor de los huevos y las patatas recién hechos, empiece a sudar y se potencie y fusione todo su sabor. Hay varias premisas básicas a respetar si queremos unos huevos rotos como debe ser. La primera es que el aceite de oliva esté muy caliente a la hora de cocinar el huevo y las patatas. Otra es que la patata sea de una calidad excelente, como todas las materias primas que manejamos en nuestro restaurante con menú del día en Coslada. En cuanto a los huevos, es básico que queden bien dorados en los extremos y con la yema jugosa para poder hacer algo que a todos nos fascina y que no entiende de protocolos: mojar pan.