Por qué un chuletón no tiene el mismo sabor cuando se cocina en casa

91 438 47 32
Por qué un chuletón no tiene el mismo sabor cuando se cocina en casa

Muchos de los clientes que vienen de forma más o menos habitual a comer a nuestro restaurante asador en Coslada coinciden en que un buen chuletón no  tiene el mismo sabor si se prepara en casa. Y al comentar este tema con nuestro jefe de cocina nos ha dicho que en las casas, generalmente, al preparar carnes a las brasas o a la plancha se suelen cometer pequeños errores que terminan, si no por estropear la carne, sí por quitarle parte de su sabor y jugosidad.

Por eso le hemos pedido que nos hablara de esos errores y esto es lo que nos ha contado. En primer lugar hay que elegir una carne de primera calidad y explicarle al carnicero que  la vamos a preparar a las brasas como en cualquier restaurante asador en Coslada. Con esas indicaciones no partirá un filete demasiado fino que se secaría en seguida, ni tan grueso que necesite media hora para hacerse.

El error más frecuente es el de tener la carne en el frigorífico hasta instantes antes de cocinarla. La carne debe estar al menos un par de horas a temperatura ambiente para que el calor de las brasas llegue cuanto antes a su interior. Hay que dejarla sobre la plancha hasta que esté completamente hecha al punto deseado y solo en ese momento darle la vuelta para que se haga por el otro lado. Darle vueltas constantemente como hace mucha gente solo sirve para que pierda sus jugos.

Hay también mucha gente que sazona el filete antes de ponerlo al fuego. Es otra forma de que la carne suelte su jugo sobre la lumbre. Como has visto cada vez que vienes al Restaurante Los Olmos, la sal se la debe añadir cada comensal justo en el momento en el que va a empezar a comerla.  

haz clic para copiar mailmail copiado