Secretos de una buena mariscada

91 438 47 32
Secretos de una buena mariscada

A veces, cuando los clientes abandonan nuestro restaurante asador en Coslada después de haber compartido una de nuestras famosas fuentes de marisco con unos amigos, uno de los comensales retrasa unos instantes su salida del local para preguntarle al personal de sala por la forma de preparación de las cigalas que ha tomado esta noche. No vamos a descubrir ninguno de los secretos de nuestra cocina diciendo que, en lo tocante al marisco, tan importante como su calidad en origen es la forma de preparación.

Si vas a preparar marisco en casa, debes saber que se debe cocer de forma diferente si se trata de producto fresco o congelado. El marisco fresco se echa siempre sobre el agua fría  a la que le habrás añadido sal en una proporción de unos 50 gr de sal por cada litro de agua. El tiempo de cocción en este caso empieza a contar desde el momento en el que el agua empieza a hervir.  El tiempo necesario variará dependiendo del tipo de marisco  y de la cantidad que  hayas puesto a cocer.

Cuando se trata de marisco que has comprado congelado, algo que jamás hacemos en nuestro restaurante asador en Coslada, deberás echarlo a la cazuela una vez que el agua esté hirviendo. Antes de empezar a contar el tiempo de cocción el agua debe volver a hervir.

Un error muy común al servir marisco en casa, y esa suele ser una de las razones por las que no llega a la mesa con todo su sabor, es que se sirve demasiado pronto. Es necesario que el marisco repose unos minutos, entre 10 y 15 sería lo ideal, antes de servirlo.

Aunque no es mala idea que cuando quieras tomar un excelente marisco reserves una mesa en el Restaurante Los Olmos.  

haz clic para copiar mailmail copiado